Para realizar una fotografía de producto para un packaging o para mejorar la imagen de una marca, podemos hacerlo de dos maneras. La primera puede ser usar un fondo neutro e iluminarla de la mejor manera para hacerla atractiva.

La segunda además puede cambiar la estructura formal de la fotografía para darle un mensaje, un concepto y añadirle atractivo.

Suele ser menos evidente y requiere del diseño previo y de un trabajo de producción más elaborado.

Me encanta afrontar estos retos y poder idear fotografías que vayan contra la física a veces y trabajarla en el estudio para llevarla del esbozo a la realidad.

He recuperado un par de vídeos que realizamos cuando hicimos el reestiling de una marca de galletas y diseñamos varias imágenes conceptuales para el packaging y la imagen corporativa.

Producción de fotografía conceptual Estudio en Girona
Producción de fotografía conceptual Estudio en Girona